Fontaneda en Valtierra de Albacastro (Burgos)
Valtierra de Albacastro es un lugar situado al Norte de la provincia de Burgos, en el término municipal de Rebolledo de la Torre, perteneciente actualmente al partido judicial de Burgos. Fue cuna del apellido Fontaneda y lo sigue siendo en la actualidad.

14/12/16

FONTANEDA’S DESTACADOS Y CÉLEBRES

1.- Introducción
Describimos a continuación dos célebres personajes apellidados Fontaneda, destacados por sus obras que contribuyeron a enriquecer la historia de España. El primero, Hernando de Escalante Fontaneda destacado por sus escritos sobre La Florida y las tribus indias, en la época del descubrimiento de América, los cuales dichos escritos, nos trasladaron un poco de historia hasta nuestros días. El segundo, Eugenio Fontaneda Millán destacado por la fundación de una de las empresas galleteras más importante de todas las que ha habido en España, “Galletas Fontaneda”.

1.1.- Hernando de Escalante Fontaneda
Hernando de Escalante Fontaneda nació en Cartagena de Indias (Colombia) entre los años de 1535 y 1536. Era hijo legítimo de Juan de Escalante de Fontaneda, natural del Valle de Toranzo (Cantabria) y de Barbola de Aldana, su mujer.
Juan de Escalante de Fontaneda fue el primer encomendero de los lugares de Cipacoa¹ y Galapa² (Colombia) durante el periodo comprendido entre los años 1533 y 1551, nombrado por el que fuera fundador de Cartagena de Indias y conquistador español, Pedro de Heredia. A fecha de 11 de Mayo de 1551 era alcalde de Cartagena de Indias, a la vez que eran regidores de dicha ciudad, Rodrigo Durán, contador, Alonso López de Ayala y Johan Velázquez, veedor.
Juan de Escalante de Fontaneda, era hijo legítimo de Pedro Hernández de Escalante y de María Castañeda, vecinos ambos del Valle de Toranzo (Cantabria). Se embarcó en el puerto de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), con destino a las Indias, el 29 de Junio de 1527, del cual partieron cuatro navíos bajo el mando de Francisco de Montejo, el que fuera adelantado y gobernador de Cozumel y Yucatán (Méjico), desembarcando en la isla de Cozumel en Septiembre de 1527, isla próxima a la península de Yucatán. No sabemos cuándo viajó, Juan de Escalante, desde la isla de Cozumel a Cartagena de Indias.
Juan de Escalante y Barbola de Aldana tuvieron por lo menos dos hijos, a saber, Hernando y Gerónimo de Escalante Fontaneda. Ambos hermanos fueron encomendados por su padre a un individuo de Andino para que los llevase a España y se los entregase a su hermano Juan de Escalante de Alceda, vecino del Valle de Toranzo (Cantabria), con el fin de que estudiaran en España.
En torno al año 1549 embarcaron en Cartagena de Indias (Colombia) con destino a España, en un navío propiedad de Juan Cristóbal vecino de Sevilla, en cuya embarcación viajaba también el factor Juan Ortiz de Zárate.
El navío nunca llegó a su destino, porque naufragó en alguno de los cayos existentes en el Canal de Bahamas, frente a las costas del Sur de La Florida en torno al año 1549, cuando Hernando de Escalante tenía 13 años. En el naufragio fallecieron la mayoría de los pasajeros y tripulantes, incluido su hermano Gerónimo de Escalante.
Los tripulantes y pasajeros que se salvaron del naufragio, fueron capturados y esclavizados por los indios Calusa en las costas de La Florida, siendo todos muertos a manos de dichos indios, excepto Hernando de Escalante, que se libró de su muerte, por su buen entendimiento con dichos indios.
Hernando de Escalante Fontaneda vivió en cautiverio, con los indios Calusa y otras tribus, durante más de 17 años, de los cuales aprendió varias lenguas nativas y sus costumbres. En el año 1566 fue rescatado por el adelantado Pedro Menéndez de Avilés (primer gobernador de La Florida española y fundador de San Agustín), el capitán Juan de Castañeda y el capitán Luís de Cornas. A Hernando de Escalante lo encontraron viviendo como un indio más, en la tribu de un cacique llamado Carlos, e iba pintado al igual que el resto de los indios de la tribu.
Pedro Menéndez de Avilés y sus acompañantes, lo llevaron de vuelta a Cartagena de Indias, donde ya no llegó a ver con vida a su padre, Juan de Escalante, ya que había fallecido en alguna fecha comprendida entre el 11 de Mayo y el 10 de Diciembre de 1551, puesto que en la primera fecha todavía era alcalde de Cartagena y en la segunda fecha se le hacía entrega de la encomienda de los lugares de Galapa y Saco a Pedro de Barros, precisamente por el fallecimiento de Juan de Escalante. Hernando de Escalante una vez vuelto a Cartagena de Indias, fue vecino de dicha ciudad.
Pedro Menéndez de Avilés, al poco tiempo volvió de nuevo a La Florida, llevando consigo a Hernando de Escalante, con el fin de que le ayudase a la pacificación de las tribus indias, aprovechando de sus conocimientos de la lengua y costumbres de las citadas tribus, y allí permanecieron durante un periodo cercano a dos años.
Posteriormente, en el año de 1568, el adelantado Pedro Menéndez de Avilés y el capitán Juan de Castañeda, acompañaron de viaje a España a Hernando de Escalante, para reclamar ante la Corona las propiedades que fueron de su padre tanto en España como en las Indias, las cuales le habían sido arrebatadas tras el fallecimiento de su padre, al pensar que había fallecido sin herederos, historia que cambió a posteriori, al aparecer vivo en La Florida, su heredero Hernando de Escalante.
Hernando de Escalante envió desde España, un poder y dos provisiones que le otorgó la Corona española, con el fraile Fray Pedro de Aguiar para que las entregase en Cartagena de Indias, con el fin de iniciar la reclamación de la herencia e indios que su padre había poseído en aquellas tierras.
Hernando de Escalante estaba casado con María de Escobar, la cual tenía a su vez, una hija de nombre Inés de Quintanilla, nacida el año 1554, fruto de un matrimonio anterior. Dicha Inés de Quintanilla estaba casada con Diego Carreño, a quien su suegra María de Escobar, le otorgó un poder para que la representase en todos los pleitos y reclamaciones que pudiera plantear en las Indias.
No sabemos si Hernando de Escalante, cuando llegó a España procedente de Cartagena de Indias ya estaba casado con María de Escobar, o se casó posteriormente, durante su estancia en España.
En fecha de 7 de Noviembre de 1570, Hernando de Escalante era vecino de Torrijos (Toledo). En esta misma fecha inició el pleito para recuperar la herencia en España que le pertenecía de su padre y que había sido apropiada por varios vecinos del Valle de Toranzo, entre ellos, algunos familiares de su padre, a saber:
- Juan de Escalante “el viejo”, vecino de Alceda (Cantabria), hermano de su padre.
- García de Escalante, vecino de San Vicente de Toranzo (Cantabria), también hermano de su padre.
- María Hernández de Escalante, vecina de San Vicente de Toranzo (Cantabria), e igualmente hermana de su padre.
- Y por último, Juan de Escalante “el mozo”, hijo de Juan de Escalante “el viejo”, también vecino de Alceda (Cantabria).
En fecha de 30 de Abril de 1574, Hernando de Escalante era vecino del Valle de Toranzo (Cantabria) y estante temporalmente en Valladolid. En esa misma fecha, Hernando de Escalante otorgó un poder a favor de Inés de Quintanilla, su hijastra, y Fray Diego de Aguiar, fraile de la orden de Santo Domingo, con el que pudieran presentar en su nombre y en el de su mujer, escrituras y provisiones ante los poderes públicos de las Indias, para poder rescatar la herencia e indios que le pertenecían de su padre Juan de Escalante, y le habían sido arrebatados.
Hernando de Escalante permaneció en España durante 9 años, entre los años 1568 y 1577. En el periodo comprendido entre los años de 1574 y 1577, durante su última época de vida en España, escribió sus memorias, muy importantes para conocer la vida de las tribus indias que habitaban en La Florida, tituladas: “Memoria de las cosas y costa y indios de la Florida que ninguno de cuantos la han costeado, no lo han sabido declarar”. También menciona en sus memorias la búsqueda de la “fuente de la eterna juventud”, leyenda sobre la búsqueda de estas aguas en La Florida por Juan Ponce de León.
Hernando de Escalante Fontaneda, estando a la espera de navío para volver a las Indias, falleció el domingo 15 de Septiembre de 1577 en Sevilla, en una posada del barrio de Triana y fue enterrado en la iglesia de Santa Ana, localizada en dicho barrio de Triana. En su entierro estuvo presente, además de su viuda, María de Escobar, el capitán Juan de Castañeda.
En fecha de 11 de Octubre de 1578, María de Escobar, viuda de Hernando de Escalante ya había vuelto a las Indias, y era estante en Santa Fe, para reclamar la herencia e indios, que a su difunto marido le pertenecían a su vez, de la herencia de su padre Juan de Escalante, y estaban en manos de Antón de Barros, los herederos y albaceas de Jorge de Quintanilla y los de Pedro Díaz.
En fecha de 27 de Octubre de 1581, Mancio de las Cuevas como apoderado y en nombre de María de Escobar, viuda de Hernando de Escalante Fontaneda, presentó carta receptoría ante Pedro Fernández de Bustos, gobernador y capitán general de Cartagena de Indias, para iniciar los trámites de recuperación de la herencia que le correspondía a su difunto marido, y que al haber éste fallecido, en aquel momento le pertenecía a ella.

Bibliografía
1.- “Obras Completas de José Agustín Blanco Barros, Tomo II – Encomiendas, haciendas y pueblos” – Jorge Villalón Donoso y Alexander Vega Lugo
2.- “Toranzo – Datos para la historia y etnografía de un valle montañés” – Mª del Carmen González Echegaray
3.- “Archivo General de Indias – Casa de la Contratación – Pasajeros a Indias” – Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España
4.- Sitio web raremaps.com
5.- AGN – Archivo General de la Nación de Colombia
6.- Wikipedia

NOTAS:
1) Cipacoa, lugar perteneciente actualmente al municipio de Villanueva en el Departamento de Bolívar (Colombia), cuya capital es Cartagena de Indias.
2) Galapa, municipio perteneciente actualmente al Departamento del Atlántico (Colombia), cuya capital es Barranquilla.

1.2.- Eugenio Fontaneda Millán
Eugenio Fontaneda Millán, fue el fundador de “Galletas Fontaneda”, importante fábrica de galletas ubicada en Aguilar de Campoo, villa situada al Norte de la provincia de Palencia. Ésta sería durante alrededor de un siglo la más famosa e importante fábrica de galletas de toda España.

Como ya hemos escrito en la entrada de este blog, titulada “Genealogía del apellido Fontaneda”, Eugenio Fontaneda Millán nació en 1856 en Fuencaliente de Lucio (Burgos) y falleció el 4 de Agosto de 1920 en Aguilar de Campoo (Palencia) a los 64 años.
En 1881 empezó a fabricar, en la citada villa de Aguilar de Campoo, bizcochos, galletas y chocolates de forma totalmente artesanal. En 1904 fundaría Galletas Fontaneda en un pequeño local de la Plaza de España, plaza central de la localidad. En 1912 la fabricación de galletas en serie sería ya una realidad y en 1920 empezó a fabricar la galleta, que sería famosa y record de ventas, “María Fontaneda”.

En 1924 trasladó la factoría desde la plaza a su ubicación final, en la propia localidad, al lado de la antigua carretera N-611 Palencia-Santander. En 1936 la fábrica contaba ya con cinco hornos de producción de galletas.
En aquella época de finales del S. XIX y principios del S. XX, Rafael Palacios fundó “Galletas Palacios” en Alar del Rey (Palencia) en el año 1892. Posteriormente se fundarían, en 1913 “Galletas Gullón” por José Gullón, en Aguilar de Campoo y en 1916 “Galletas Siro” por Siro Fernández, en Alar del Rey, convirtiendo a esta zona de la provincia de Palencia en la principal zona galletera de Castilla y una de las más importantes de España.

Ya mediado el S. XX, su hijo Rafael Fontaneda Ibáñez, en 1952 mediante una importante inversión, acometió la modernización de toda la maquinaria de fabricación de Galletas Fontaneda. En 1959 efectuó un fuerte desembolso de capital reconstruyendo y modernizando la fábrica, destruida en gran parte por un incendio acaecido el año anterior, y en el año 1962 hizo otra importante inversión ampliando la fábrica.
En el último cuarto del S. XX empezó a disminuir el consumo de las galletas tradicionales y la crisis llegó también a la fábrica de Fontaneda. Finalmente, en Agosto de 1996, la multinacional Nabisco adquirió Galletas Fontaneda, situándose con esta adquisición, a la cabeza de los productores españoles de galletas.

El año 2000 la gestión de Fontaneda pasó a manos de United Biscuits, empresa del grupo Nabisco. El año 2002, esta multinacional cerró la fábrica de Aguilar, manteniendo la marca Fontaneda, que seguiría fabricándola en sus factorías, ya existentes en, Orozco (Vizcaya), Viana (Navarra) y Montornés del Vallés (Barcelona).
Finalmente, el edificio ocupado por la fábrica de Galletas Fontaneda de Aguilar, fue demolido totalmente en la primavera del año 2014, quedando actualmente convertido en un solar sin edificar.
Y esta es la historia resumida de la importancia que tuvo la fábrica de Galletas Fontaneda fundada por Eugenio Fontaneda Millán, que permaneció en Aguilar de Campoo (Palencia) más de un siglo.

Bibliografía
1.- Hemeroteca del diario “El Día de Palencia”
2.- Hemeroteca del diario “El Diario Palentino”
3.- Hemeroteca del diario “La Hoja del Lunes”
4.- Wikipedia